Un Ferviente Deseo y Tus Pensamientos

Un Ferviente Deseo y Tus Pensamientos

Se cuenta que un joven le preguntó a Sócrates cómo podía alcanzar la Sabiduría.
“Ven conmigo, contestó Sócrates. Llevó al muchacho hasta un río y le metió la cabeza bajo el agua. La mantuvo allí hasta que el joven empezó a quedarse sin aire. Entonces le soltó.
Una Vez que el muchacho se recompuso, Sócrates le preguntó: “¿Qué deseabas más que nada cuando tenías la cabeza bajo el agua?”
“Quería aire, le dijo el chico.
Sócrates asintió lentamente. “Cuando quieras la sabiduría de la misma forma que querías el aire cuando tenías la cabeza bajo el agua”, le dijo, “la tendrás”.

Del mismo modo, cuando tienes un intenso y sincero deseo de sobreponerte a cierto escollo en tu vida, tienes claro que hay una salida. Decides con confianza que seguirás ese camino que deseas.
Entonces tienes la Victoria y el Triunfo Asegurados.
Una vez que aprendas el hábito de identificar tus pensamientos inmediatamente con tu objetivo en la vida, dejarás de enfadarte a causa de la gente, los acontecimientos o las noticias. Tus objetivos son la paz, la salud, la inspiración, la armonía y la abundancia. Siente un río de paz fluir a través de tí. Tu pensamiento es el poder inmaterial e invisible y decides que te bendiga, te inspire y te dé paz.
Si tienes un deseo intenso de liberarte de cualquier hábito pernicioso, ya estás curado en un cincuenta y un por ciento. Cuando tu deseo de abandonar el hábito funesto es más fuerte que tu necesidad de seguir con él, descubrirás, no sin cierto asombro, que la entera libertad está a un palmo de distancia.
• El hábito es una función de tu mente subconsciente. No hay mayor prueba del maravilloso poder de tu subconsciente que la fuerza y el dominio de los hábitos. Eres una criatura de hábitos.

• Tienes libertad para elegir. Puedes elegir buenos o malos hábitos.

• El único obstáculo para conseguir el éxito es tu propio pensamiento o imagen mental.

• La ley de la acción y la reacción es universal. Tu pensamiento es la acción y la reacción es la respuesta que tu mente subconsciente da automáticamente a tu pensamiento. ¡Cuidado con lo que piensas!

• Recuerda que la fe es como la semilla plantada en la tierra; crece de acuerdo con su especie. Planta la idea (semilla) en tu mente, riégala y fertilízala con confianza y se pondrá de manifiesto.

“Cambia tus pensamientos y cambiarás tu destino”

Eduardo Nieto

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks

Déjame Tu Comentario

*